Caso de éxito de Natural Gos - Fredolic

Fredolic - 7 años

Fredolic, impresionante mestizo de unos 38-40 kg, pasó 7 años de su vida en el jardín de una casa de pueblo. No salía a pasear, no había tenido contacto con la gente aparte de las que podían entrar en su casa y nunca había tenido contacto con perros (excepto los perros que pasaban por la calle, que obviamente Fredolic, Fredy para los amigos, iba corriendo a ladrar para que se alejaran de su casa).
Cuando sus antiguos dueños se mudaron, Eva y sus padres, vecinos de Fredolic, decidieron adoptarlo.

Fredolic es un caso que nos ha marcado, y seguro que lo hará aún más. En primer lugar, por la historia. En segundo lugar, porque conociendo la historia puedo decir que es uno de los perros con el temperamento más seguro que he visto en mi vida: un perro sociable por naturaleza, colaborador, con una presencia que desprende seguridad, saber estar. De esos casos en que, a pesar de que todas las condiciones eran propicias para todo lo contrario, te das cuenta de la excepcionalidad genética de este individuo ( cuando hablamos de genética, no nos referimos solamente a perros de raza ) .
Todo era perfecto, los problemas típicos de tirar de la correa, nada más importante, excepto cuando introdujimos un perro en la valoración. Si alguna vez has oído decir que la única causa de reactividad intraespecífica es el miedo, deberías ver a Fredolic: sumamos dos factores , un perro con un temperamento seguro por naturaleza , que se ha pasado toda su ya larga vida donde el único contacto que ha tenido con perros ha sido con los que pasaban por delante de la reja de su territorio. ¿Os podéis imaginar el cóctel? Os lo resumo : un buen mix de “ reactividad aprendida “, frustración , curiosidad , incapacidad de emitir y percibir ningún tipo de señal comunicativa … en resumen , un ” incompetente social” de 40kg que llegaba a producir marcajes muy potentes cuando entraba en contacto con un perro, sin ningún tipo de finalidad comunicativa , sino como una conducta desviatoria de una situación que emocionalmente era incapaz de gestionar.

Ante esta situación, como comprenderéis, el pronóstico no es el más favorable del mundo. Y aquí es donde entra Eva y su familia: no sólo entienden el problema, no sólo entienden el riesgo que puede suponer su perro para otros animales, sino que lo ACEPTAN, con la mentalidad más positiva que he visto en tiempos en algunos propietarios: lo entienden, lo aceptan (no pintar de rosa lo que no es de rosa como dice un buen amigo ;)), y trabajar hasta donde nuestro perro nos permite.

Un trabajo que comenzó con todas las herramientas de prevención de riesgos (control con la correa, habituación al bozal, bloqueos, redirecciones, etc. Etc.), Un trabajo ingrato, pero necesario, y que eva fue entrenado con algunos resultados mucho mejores de los que podrían lograr muchos adultos.

En este vídeo podéis ver la última sesión con perro que hicimos con Fredolic.
Queda mucho trabajo por hacer. Pero, honestamente, al principio no me imaginaba poder llegar a este punto con este perro, y tengo la sensación de que aún podemos hacer mucho más.
Felicidades a Eva, Montse y Peter, por el trabajo que hicieron (brutal), por la constancia que han tenido durante este tiempo y, sobretodo, por haber comprendido y aceptado a su perro.
Fredolic nos ha robado el corazón a todo el equipo de Natural Gos.