Bully: perro reactivo a personas

Bulli, macho de Bulldog francés de 4 años. Llegó a Natural Gos cuando tenía un año y 3 meses por problemas de socialización y comunicación tanto con personas como con otros perros, tiraba de la correa, mordía las manos y la ropa como demanda de atención… Dentro de casa solía mostrar algunas señales de ansiedad como morder cojines y se hacía sus necesidades en casa. No era capaz de controlarse frente a la comida y otros estímulos externos a los que no estaba habituado.
A día de hoy Bulli es capaz de estar rodeado de otros perros y autocontrolarse, sin mostrar reactividad (antes reaccionaba con perros estando a más de 30 metros de distancia de ellos). Tiene un juego estructurado, está habituado al transportín, pasea con normalidad, conoce las órdenes básicas y él y su familia viven una vida mucho más tranquila.
Actualmente, después de todo el trabajo, Bulli y Teresa se han quedad al club Natural Gos continuando las clases de obediencia y socialización.